martes, 14 de junio de 2011

Duermo y dejo la puerta de mi habitación abierta
por si acaso se te ocurre regresar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario