sábado, 23 de julio de 2011

Y todos los caminos en los que tenemos que andar se están poniéndose difíciles y todas las luces que nos guían hacia alláestán apagándose, hay muchas cosas que me gustarían decirte pero no se como. ¿Por qué tal vez vas a ser el único que me salve? Y después de todo, eres mi maravilloso apodo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog